Radio colectiva

COMPARTIR
Experimentación radial

Radio Surófona: sonidos ambulantes

Experimentar con tecnologías al aire libre y reconocer el territorio desde las historias fue la excusa para que la “Radio Surófona” habitara la Plaza Botero, como una forma de despertar otras posibilidades de acción en la ciudad.

 

Como una forma de re-conocer las historias de hombres y mujeres que transitan, habitan o tienen alguna relación con la Plaza Botero y sus alrededores, el pasado mes de mayo nos tomamos la Plaza con Radio Surófona, CKweb y Radiolibre.co haciendo radio con la gente y para la gente, a través de un dispositivo móvil de radio.

Este aparato pensado y construido como una forma incluyente de hacer radio en el espacio público, nos permitió recoger las subjetividades e imaginarios que caminan y con-viven en las calles de Medellín, permitiendo detonar el diálogo, la reflexión y puesta en común los recursos y códigos que cada persona tiene.

Audio Sexto programa 

Esas conversaciones que se fueron generando espontáneamente alrededor de la Surófona, lograron que las voces expandidas tuvieran eco entre conocidos y desconocidos, y que alrededor de la escucha se compartieran sueños colectivos puestos al servicio para cambiar o aportar a sus realidades.

Audio Septimo programa 

En esta ocasión Bernardo Piñero de Radio Surófona pone en manifiesto en el texto “Radiales, alternativos y experimentales” su experiencia con la construcción y puesta en escena de la radio ambulante en las calles de Medellín, como una estrategia creativa, política y estética para conocer las realidades locales.

Radiales, alternativos y experimentales

Durante la estadía de Surófona en Colombia (mayo de 2016) tuvimos contacto con otras células-grupos de proyectos radiales alternativos y experimentales, como Radio Relajo, Noís Radio, Radio Va-llena, CKWeb Radio y Radio Libre, con quienes pudimos intercambiar detalles de experiencias de trabajo, ideas y deseos. Encontramos iniciativas diversas con un denominador común: el cuestionamiento a las bases de la comunicación que el formato radial tradicional propone como la idea de emisor (“activo”?) y de receptor (“pasivo”?), la idea de programa estructurado, de mensaje-contenido y de entorno-continente, de señal y de ruido, de ruido y sonido, de silencio ( ), de arriba, de abajo, de centro, periferia, de fuera de cuadro, de in, de off.

Compartimos la idea de radio como acción creativa colectiva, estética y política, que se propone alcanzar un resultado (pero que también sabe respetar los procesos), que logra episodios-hitos, y que se pretende en constante (e/in/re/con)volución, en la búsqueda de encontrar nuevas búsquedas.

Nos vemos como proyectos sensibles y permeables. No perseguimos ser masivos, por el contrario, valoramos positivamente no serlo. Tratamos de no caer (aún mas) en condicionamientos de mercado o institucionales, por lo quecintercambiamos, co-operamos y gestionamos.

Ansiosos por crear, escuchar, amplificar y compartir, sabemos que lo peor es ser impacientes, y que lo mejor es ser estrategas, saber mutar, escalarnos, dividirnos, multiplicarnos, simplificarnos, combinarnos o adaptarnos a la escasez, pero también a ciertas prosperidades, a ciertos éxitos relativos. Errantes, relativizamos la equivocación.

Nuestras radios están subsidiadas por la intuición, el amor y la obstinación. Experimentan, crean, y también pretenden ser testigos. Reivindican la idea de expedición. Exploran territorios, buscando lo extra-ordinario, lo aleatorio, lo casual, des-cubriendo y también inventando. Están dispuestas a encontrar tesoros y a amplificarlos.

Estas iniciativas fomentan cruces y expansiones de disciplinas, géneros y formatos. Se interesan por las grietas y los abismos donde el aparente vacío esconde maravillas. No desprecian géiseres, subafluentes y páramos. Si encuentran un cruce espacio-temporal con el letrero de “cruce peligroso”, se lo quitan y lo plagan de micrófonos.

Procuran que su registro tenga un efecto también en el tiempo, es decir, expanden cartografías hacia el futuro. Consciente o inconscientemente son utópicas, o al menos, optimistas: ponen a disposición sus episodios-hitos como documentación para el porvenir. A su vez, conciben sus registros como el pasado del futuro, como la próxima memoria.

Cada iniciativa le da su propia forma al propio medio, volviéndolas a cada una un mensaje en sí mismo. Despiertan contenidos dormidos, revisitan, remixan, reciclan, acuñan.

Se saben nodos y se intuyen vínculo. Exponen y crean inter-referencialidades, generan inter-relaciones, tienden puentes, tejen redes. Aglutinan y a la vez descentralizan.

Como una alternativa a la cultura visual, proponen otros tiempos, otros mensajes, otras ideas y otras formas. Acercan, confían, preguntan.

Insospechados vectores de polinización, a veces parecen inmóviles, pero saben tanto hibernar y despertar súbitamente, como también simplemente presenciar como germinan nuevos vectores.

 

GALERÍA
Contenidos relacionados
Tecnología
Como excusa para despertar conversaciones y activar la acción y la participación en el espacio público, el pasado...
Contenido Popular
Ciencias Sociales y Humanas
El Parque de los Deseos es un lugar de encuentro para las personas LGBTI reconocido en la ciudad y líderes de la...
En Bursa, Turquía, una ciudad con aproximadamente la misma contaminación lumínica de Medellín, también se puede ver...
Ciencias Sociales y Humanas
El pasado jueves 22 de octubre en el Parque de los Deseos los invitados expusieron las dificultades que enfrentan...
Según narra el portal inglés BBC noticias, Stephen Hawking ha descrito la búsqueda de vida extraterrestre como "la...