Vida de museo : revista Explora 2017

-Lee aquí la revista Explora 2017 completa-

Por: Andrés Roldán, director del Parque Explora.

Se hacen museos por vocación o por decisión que se convierte en vocación. En el primer caso algunos tienen un irrefrenable impulso de acumular y organizar lo que la curiosidad les reclama hasta convertirla en un museo. En el segundo caso se decide colectivamente crear un nuevo lugar para cultivar, con la gente, nuevas formas de comprender el mundo. Los museos producen conversaciones que pueden transformar a la sociedad. Y contagian por experiencia. Ese contagio los hace relevantes y se expresa en mayor creatividad, en identidad, memoria e inspiración. La buena salud del museo perdura, por cierto, si las convicciones que existieron al crearlo se mantienen vivas, si hay una búsqueda de largo plazo y si se articula provechosamente con aliados comunitarios, gobiernos, sectores educativos y empresariales. En el Parque Explora, además de crear las condiciones para estimular el aprendizaje y provocar la curiosidad y el interés, hemos querido llegar más allá de nuestros predios. En noviembre realizamos el encuentro de profesionales de museos de las Américas: El Museo Reimaginado, organizado con la Fundación Typa y la Alianza Americana de Museos. Se promovieron los museos como protagonistas relevantes y transformadores de la sociedad. 650 profesionales de 22 países llegaron al Parque Explora, al Planetario y al Jardín Botánico a entretejer el espíritu latinoamericano, una trama de entusiasmos y de voluntades decididas de ser todo, menos prescindibles o irrelevantes.

Medellín como sede del Museo Reimaginado, acogió a los visitantes, en el barrio, en las calles, en los museos. Este vibrante encuentro con lo que somos fortaleció el sentido de hacer ciudades conectadas con la gente, dinámicas, movilizadoras de ideas que convocan y crean oportunidades. En sesiones creativas no solo se contaron historias de museos valientes sino que se tejieron nuevos vínculos y formas de colaboración. Se habló de mejorar la calidad de vida desde la cultura, el urbanismo, el trabajo con la comunidad y, por supuesto, desde los museos con contenidos, contenidos y más contenidos.


Lee la revista completa aquí

Ellos demuestran ser las herramientas que construyen capacidades humanas para el optimismo, la confianza, la esperanza, la justicia y el bienestar que, en definitiva, produce prosperidad. Las lecciones del evento exigieron a los museos ser instituciones porosas y basadas en la reciprocidad con nuestros aliados y públicos. Esa porosidad hace a los museos lugares accesibles, en los que es posible construir conocimiento, equidad e inclusión. Los museos pueden crear con las comunidades sus exposiciones y programación. Pueden y deben encontrar oportunidades de trabajar con la sociedad a la que pertenecen. Su conocimiento para mediar con el público, la destreza para crear ambientes y experiencias memorables de aprendizaje con rigor y creatividad constituyen caminos propicios no solo para ser relevantes y ganar valor social, sino para ser sostenibles. Corresponde al Museo salir de sus paredes y conectarse desde diferentes entornos: la calle, la escuela, el campo, el mundo… y encontrar aliados que compartan su visión y que le permitan identificar relaciones de beneficio mutuo y nuevas formas de expandir su misión.
La responsabilidad con la calidad del medio ambiente, la salud, la seguridad humana, la comprensión del mundo natural y tecnológico, el sentido del emprendimiento, la innovación en la escuela, son todas ocasiones para desarrollar proyectos por fuera de las salas de exhibición.

En esta edición se destacan los programas y proyectos que conectan las capacidades del Parque Explora con diferentes interlocutores en la región. Nuestras acciones estratégicas llegan a varios entornos contribuyendo a fortalecer una sociedad con más y mejores conversaciones y posibilidades de creación. Esa búsqueda se articula en el Parque Explora desde sus exposiciones, su programación, sus mediaciones y sus contenidos provocadores. En la escuela buscamos hacer del aprendizaje activo, colaborativo, hacedor, investigador, un laboratorio permanente de proyectos donde los estudiantes construyan sus pasiones y visiones del mundo. Acogemos, formamos y articulamos comunidades creativas en los encuentros en el Parque, en el Planetario, en el Exploratorio, en la calle, en los barrios, en nuestras estrategias móviles. Queremos, además, transformar y crear más escenarios de aprendizaje en bibliotecas, museos y otros centros culturales. Y, por supuesto, queremos ser líderes que contribuyan al desarrollo de políticas públicas y al fortalecimiento de los museos y de sus profesionales. Solo así será posible hablar de museos transformadores, de instituciones que construyan relaciones significativas con las comunidades y que sean genuinamente relevantes desde sus contenidos, sus programas y sus espacios. Museos que, en definitiva, en medio de divergencias y convergencias, nos articulen en torno a una ambición superior: la de crear, entre todos, oportunidades para vivir mejor.