Lorenzo de La Torre

"Dios no juega a los dados" decía Einstein.