El show del aire

COMPARTIR

El día de un Explorador es emocionante

Versiones de alegría en el Parque Explora.

Por Camilo Ramírez, Jefe de Exploradores

 

5:15

Me despierto y me quedo hipnotizado mirando el armario. Veo la hora. ¡Rayos! Tengo clase de seis, debo correr.

Un poco de agua me viene bien para salir de la somnolencia. Me pongo un pantalón café con muchos bolsillos, tenis rojos y una camisa negra. Busco mi billetera por toda la habitación.

Guardo el uniforme de trabajo, un buzo rojo que dice Explora en el pecho. Verifico tener lo necesario: un cuaderno, un lápiz, un lapicero y una calculadora científica.

 

5:25

Saco de la nevera el delicioso manjar que preparé ayer para almorzar: espaguetis con pollo. Lo guardo en mi morral y arranco.

Me toca batallar en el metro para llegar hasta la Universidad de Antioquia.Una cantidad enorme de personas me impide ingresar al vagón.

 

6:05
Me bajo en la Estación Universidad, veo nuevamente la pasarela y me sorprendo.

No hay tanta cola para entrar a la U como esperaba. Paso mi carnet, entro y caigo en cuenta de que hoy tengo clase en el bloque 1 y que me toca cruzar todo el campus. Chequeo mi celular. Voy tarde.

 

6:15
Estoy en la puerta del salón. La clase ya comenzó y, al parecer, un quiz sorpresa también. El profesor se da cuenta de mi interrupción. Me disculpo por haber llegado tarde y me dice: “Tranquilo puede pasar, pero tiene 5 minutos para responder las siguientes preguntas: ¿Qué es el aire? ¿Cuál es la sustancia más abundante en el aire? ¿Cuál es el porcentaje de oxígeno que hay en el aire?”¡Genial! soy el tipo más afortunado del mundo, en mi trabajo puedo repasar todos esos conceptos jugando, por eso en solo dos minutos entrego las respuestas, nada mejor que comenzar mi día con un 5.


10:00

Clase de cálculo.

 

13:36

Los visitantes estallan en risas al ver a dos niños tratando de tumbar con un cañón de aire dos pirámides de vasos plásticos a una distancia de cinco metros. Uno de los niños logra tumbar la primera, y el otro, a pesar de acercarse a un metro, no lo puede hacer. Le pregunto al público: “¿Por qué uno de los niños puede tumbar la torre de vasos y el otro no?”. Esta es la clave de la actividad, hacer de la pregunta el protagonista fundamental y qué través de la experimentación se hagan más preguntas.

Las personas preguntan y se estimula una conversación sobre el significado del aire. 

 

13:43

Con la ayuda de dos niños del público voy a mostrar el experimento principal y pregunto: “¿Qué esperan ver si llenamos el cañón con humo?”. Algunos dicen que saldrá disparado un chorro de humo, otros mencionan que veremos bolitas. Les digo: “Lo que estamos haciendo es tratar de predecir un resultado, algo que hacen los científicos todo el tiempo. Pero tenemos que hacer el experimento”.

 

13:45

Con sorpresa y asombro el público ve anillos de humo salir del tambor y las personas de atrás se acercan para ver mejor el experimento. Me doy cuenta del impacto que se puede lograr con estas experimentaciones.

 

13:50
Para finalizar el show digo: “Acabamos de hacer un experimento que, además de divertirnos, nos permitió entender que, aunque no lo veamos, el aire está en todas partes. Muchas gracias por participar del show del aire”. Las personas aplauden, algunos se quieren tomar una foto conmigo, los visitantes están contentos porque de una forma divertida aprendimos a jugar con la ciencia, la creatividad, los sentidos y las emociones.

 

17:35
Me despido y organizo los materiales para volver a hacer la actividad a las tres de la tarde. Subo a la sala Mente.

Es el fin de la jornada laboral y estoy en el cafetín del Parque. Todo a mi alrededor es ruido y alboroto, algunos se van a estudiar, otros se quedan conversando y tomando café. Yo me siento a observar a mis compañeros con admiración. Cuando los veo pienso en los 564 Exploradores que han pasado por Explora desde que abrió sus puertas. No son ordinarios, son personas que tienen una extraordinaria curiosidad intelectual, con problemas familiares como cualquier joven, siempre con hambre y preocupados por su estudio, pero cuando están en el museo te reciben con un saludo y están dispuestos a conversar de ciencia, política, religión, historia y hasta de reggaetón. Todos dejan, sin que te des cuenta, una EMA (Experiencia Memorable de Aprendizaje).
 

TESTIMONIALES
Explora es consciente de tener estudiantes que trabajan más que trabajadores que estudianCamilo Ramírez
Contenidos relacionados
Revista Explora 2018
Una historia de Juan Pablo Gaviria, Director de Innovación y desarrollo. Dar el paso se nos manifiesta otra vez, una...
Revista Explora 2018
Fragmentos de una historia de Olga Ramos y Carlos Valencia Más de una década de innovación pedagógica con...
Revista Explora 2018
Rodolfo Llinás estuvo en el Parque Explora en charla pública el sábado 15 de septiembre, como parte del capítulo de...
Revista Explora 2018
¿Cómo cambiar la escuela? Nos lo cuenta María. Fragmentos de una historia Por: Pepe Menéndez, comunicador y...
Contenido Popular
Ya tienes tu boleta, ¡ahora prepárate para la diversión!   Con tu pasaporte tienes derecho a visitar los...
Biodiversidad y Biología
  26 Minutos | Un documental de Longtail Distribution Network Tentáculos flexibles y alargados; rápidos...
Ciencias Sociales y Humanas
En trinos contamos un poco sobre la Reforma Rural Integral, uno de los puntos del acuerdo en La Habana. Informémonos...
Exploratorio
Foto de Ivana Mondelo. Labirinto en Museo Pele El pasado mes estuvimos participando del Encuentro Internacional de...