Un museo en la Biblioteca Pública Piloto

Hallazgos afortunados

Una historia de Alejandra Estrada, líder de Contenidos del museo Cámara de Maravillas.


Explora participó en una tarea de gran valor para la ciudad: reimaginar la Biblioteca Pública Piloto como un escenario que acoge nuevas formas de aprendizaje. El 20 de diciembre de 2018 la biblioteca reabrió sus puertas con 4000 metros cuadrados que incluyen talleres, espacios de colección, salas de lectura, salas de exposición, sala infantil, sala audiovisual, hemeroteca y un museo patrimonial.


La creación del museo patrimonial, como parte del reto de transformación general, planteaba el desafío específico de trabajar con el material que ya estaba en custodia en el Archivo Fotográfico y en la Sala Antioquia de la biblioteca. Un archivo es un lugar importante. En él reposan documentos que son testimonios, descansan relatos que definen comunidades. Así, al ser un lugar legitimador de la historia cultural, el archivo es también un importante actor en la construcción de memorias colectivas. El archivo de la Biblioteca Pública Piloto está constituido por archivos personales, todo ha sido de alguien, es testimonio de la existencia de esa persona.


La primera pregunta que hicimos al llegar al archivo fue: ¿Qué hay en el archivo “bien importante”? Llovían las respuestas: las libretas del Plan Piloto firmadas por Weiner y Sert, los primeros ejemplares del periódico El Correo, las fotos del estudio de Melitón Rodríguez o incluso la libreta donde anotaba día a día las fotos que tomaba.

Pero esculcando lo que más nos gustó fueron los hallazgos afortunados: una dedicatoria en un libro, la hoja que fue arrancada de una libreta de apuntes, un sobre con caracteres chinos sin clasificar en un cajón; o por ejemplo, que tal vez la letra de la libreta de Melitón era la de María Cano porque ella era su asistente, o que cuando Tomás Carrasquilla leyó Cuadros de la naturaleza de Joaquín Antonio Uribe no se aguantó y le escribió una carta llena de elogios. También la explicación, casi chisme, de cómo a principios del siglo XX la clase alta de Medellín se fotografiaba con vestidos arrugados para que se notara que la ropa llevaba meses en un baúl atravesando el Atlántico.


Los museos y los archivos cuentan historias. La diferencia esencial es que los museos dan un sentido a sus colecciones por la manera como las exhiben y la información que dan sobre ellas. Además, por su carácter institucional legitiman aquello que cuentan. Los archivos, en cambio, están ahí quietos y silenciosos, a la espera de que cualquier historia se cuente.
En “Cámara de maravillas” quisimos hablar de historias comunes y corrientes, no necesariamente documentadas y verificadas, con la intención de preservar la “libertad del fragmento”, es decir, de dejar abiertas todas las conexiones posibles entre los elementos del archivo. Aunque los documentos pueden transmitir una verdad histórica, la riqueza de su contenido depende de quien los mire.

 

El Archivo Fotográfico, declarado por la UNESCO en 2012 como "Registro Regional de Memoria del Mundo", cuenta con imágenes desde 1849 y un inventario de dos millones de piezas en diferentes formatos –el segundo archivo más grande en volumen de América Latina y el primero en negativos. Hoy, suma 37 fondos de reconocidos fotógrafos, entre los que se encuentran 220 mil negativos de Melitón Rodríguez; 400 mil fotogramas, entre negativos y diapositivas, de Gabriel Carvajal; 450 mil, entre negativos y transparencias, del reportero gráfico Horacio Gil Ochoa; 120 mil de Diego García; el archivo fotográfico de la Fundación Antioqueña para los Estudios Sociales (FAES), con imágenes de Francisco Mejía y Rafael Mesa, y el de Discos Fuentes. 25 mil imágenes digitalizadas disponibles en red para cualquier usuario, así como 400 grabaciones sonoras y documentos impresos frágiles como cartas, servilletas y cajas de cigarrillos utilizados por artistas y escritores.


Otra de las colecciones que refuerzan el carácter patrimonial de la biblioteca, es la Sala Antioquia, inaugurada en abril de 1985 con el objetivo de “identificar, recopilar, rescatar, conservar, organizar, analizar, evaluar y difundir el patrimonio documental, bibliográfico y artístico de la región antioqueña”. La sala está “amoblada” con quince archivos personales de escritores como Ciro Mendía, Manuel Mejía Vallejo y Carlos Castro Saavedra, la correspondencia de varios escritores nadaístas y las cartas de Gonzalo Arango, la colección de la UNESCO, la pinacoteca de artistas antioqueños y nacionales, la colección de libros antiguos, raros y curiosos (fechados desde mediados del siglo XVIII), la colección del Club Unión y de Simesa, nueve mil volúmenes de las bibliotecas particulares del poeta León de Greiff y su hermano músico Otto de Greiff, con las partituras y la discoteca particular de este último con más de siete mil discos, más de 25 mil libros, 3.600 folletos, 16.300 revistas, 380 títulos de periódicos de Medellín y 300 de municipios antioqueños, 2.400 caricaturas –el banco más grande de ilustraciones e imágenes de escritores y artistas antioqueños–, un archivo vertical con 120.000 materiales entre recortes de prensa, plegables, catálogos y postales.)
 

TESTIMONIALES
No es solo preguntarnos por cuál es el corazón de la biblioteca.Es soñar con convertir a La Piloto en el corazón de la ciudad.Alejandra Estrada
Contenidos relacionados
Revista Explora 2018
Una historia de Juan Pablo Gaviria, Director de Innovación y desarrollo. Dar el paso se nos manifiesta otra vez, una...
Revista Explora 2018
Fragmentos de una historia de Olga Ramos y Carlos Valencia Más de una década de innovación pedagógica con...
Revista Explora 2018
Rodolfo Llinás estuvo en el Parque Explora en charla pública el sábado 15 de septiembre, como parte del capítulo de...
Revista Explora 2018
¿Cómo cambiar la escuela? Nos lo cuenta María. Fragmentos de una historia Por: Pepe Menéndez, comunicador y...
Contenido Popular
Ya tienes tu boleta, ¡ahora prepárate para la diversión!   Con tu pasaporte tienes derecho a visitar los...
Salud
Fany Arango es auxiliar de enfermería. Vive en Medellín y aunque a diario se enfrenta con la vida y la muerte,...
Biodiversidad y Biología
  26 Minutos | Un documental de Longtail Distribution Network Tentáculos flexibles y alargados; rápidos...
Fiesta del libro y la cultura
“¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé...