Celebremos a Alexander von Humboldt

  • FECHA:
    Miércoles 24 de julio de 2019
  • HORA:
    08:00 AM
  • LUGAR:
    Parque Explora
  • MÁS INFORMACIÓN:
  • APOYAN:
COMPARTIR

Participa en el Seminario de Estudios Humboldtianos

Inscríbete sin costo en el Seminario de Estudios Humboldtianos, organizado por la Academia Colombiana de Ciencias Exactas Físicas y Naturales, la Universidad EAFIT y el Parque Explora.

El próximo miércoles 24 de julio en Parque Explora comparte con expertos nacionales e internacionales episodios fascinantes de la vida y obra de este gran científico. Además de reconocidos investigadores, el evento incorpora voces desde el arte, como la de la Maestra Beatriz González con su trabajo sobre la estética humboldtiana del paisaje. Así, Medellín hace parte de las seis ciudades colombianas que celebran a Alexander von Humboldt con motivo de los 250 años de su natalicio, subrayan su vigencia como científico y el significado de su viaje a las regiones equinocciales, iniciado en 1799. 

SIGUE LAS CONVERSACIONES POR FACEBOOK LIVE:

Mañana

Tarde 

  • 2:30 Humboldt y la geología. Invitado: Felipe Lamus Ochoa del Departamento de Física y Geociencias, Universidad del Norte, Barranquilla, Colombia VER AQUÍ
  • 3:15 El Cosmos de Alexander von Humboldt. Invitado: Gabriel Jaime Gómez Carder, divulgador científico y director del programa Endeavour Expeditions, Medellín, Colombia VER AQUÍ
  • 4:00 Café 
  • 4:30 Humboldt y el galvanismo. Invitado: Jorge Reynolds Pombo del Departamento de Investigación en Electrónica y Nanotecnología, Fundación Clínica Shaio, Bogotá, Colombia VER AQUÍ
  • 5:15 Humboldt y el paisaje tropical. Invitada: Beatriz González Aranda, Artista, Bogotá, Colombia VER AQUÍ
  • 6:00 a 6:30 Conversación con el público.
  • 7:00 a 7:30: Cantata Humboldtiana, estreno de obra basada en composición de Felix Mendelssohn. Conjunto instrumental-vocal, piano y video mapping Fernando Mora Ángel - Arnaldo García Guinand, músicos, compositores y directores artísticos, Medellín, Colombia.
     

Comentarios de Darío Valencia Restrepo sobre este encuentro:

"En el estudio sobre Humboldt y la geografía de las plantas en la vecindad del Ecuador, es indispensable referirse al neogranadino Francisco José de Caldas, puesto que ambos naturalistas sostuvieron un encuentro de varios meses en la Real Audiencia de Quito e hicieron aportes botánicos. Las tres conferencias sobre biogeografía incluyen sorprendentes y novedosos conceptos sobre el papel de Caldas al respecto.

En la sesión de la mañana participarán Juan Luis Mejía, Ulrich Paessler, Alberto Gómez Gutiérrez y Darío Valencia Restrepo. En la de la tarde, intervendrán Felipe Lamus Ochoa, Gabriel Jaime Gómez Carder, Jorge Reynolds Pombo y Beatriz González Aranda.

 Juan Luis Mejía presentará un texto sobre algo muy desconocido entre nosotros: Humboldt sí tuvo relación con Antioquia y, en efecto, escribió una memoria sobre esta región de Colombia, porque aunque nunca la visitó, sí tuvo relación con Jean-Baptiste Boussingaul, que sí lo hizo.

Al discurrir sobre la geografía de las plantas de Humboldt, dos conferencias se complementan: Paessler estudia manuscritos inéditos del prusiano y Valencia se ocupa de lo publicado al respecto por el propio Humboldt y otros autores. La primera revela algo de máximo interés: el prusiano continuó trabajando intensamente en la geografía de las plantas, después de su conocida publicación de 1807, pues quería hacer una geobotánica global, asunto de tanta envergadura que debió suspender en 1827. Además, Paessler encuentra que en un manuscrito Humboldt da crédito a Francisco José de Caldas, algo que no figura en sus obras publicadas. Por su parte, Valencia demuestra que el neogranadino descubrió el fenómeno estudiado en la fitogeografía antes de su encuentro con Humboldt. Y como este desarrolló su trabajo al encontrarse con las altas montañas y la gran biodiversidad del hoy Ecuador, Valencia considera que Caldas es codescubridor con Humboldt de la geografía de las plantas en los Andes equinocciales.


 Como la relación entre Humboldt y Caldas frente al desarrollo de una nueva disciplina científica, conocida como geografía de las plantas, exige una discusión de fondo, Gómez Gutiérrez hace un serio estudio al respecto para comparar los respectivos trabajos, en el caso de Caldas llamados “nivelación de plantas”. Concluye con una frase de valor histórico: “Como se ve, las notas de Caldas a la Geografía de las plantas de Humboldt resultarán también cruciales para fundamentar con más detalle el desarrollo simultáneo de la idea de la biogeografía en las mentes del payanés y del berlinés.” Además, este autor esclarece la datación de una lámina fitogeográfica de Caldas sobre el volcán Imbabura, pues la historia tradicional sostuvo durante mucho tiempo una fecha equivocada, lo que llevó a conclusiones erróneas.


 Con relación a las conferencias de la tarde, conviene señalar que al estudiar la obra gráfica completa de Humboldt, puede deducirse su gran interés por la mineralogía y los aspectos geológicos, lo cual es tratado por Lamus Ochoa en su presentación “Humboldt y la geología”. El autor señala que inicialmente el prusiano suscribió la teoría neptunista, pero que, con posterioridad, durante su viaje a América, encontró que ciertos fenómenos se describían mejor con la teoría plutonista. Introduce una tesis de especial interés: los estudios geológicos de Humboldt en los actuales países Colombia y Venezuela son muy representativos de su trabajo al respecto y ponen de presente sus observaciones geológicas más relevantes. Propiciaron lo anterior los viajes de Humboldt y Aimé Bonpland principalmente por el río Magdalena, su estancia en la sabana de Bogotá y la travesía que los llevó a Quito.


 Por su parte, Gómez Carder se enfrenta al difícil estudio de la obra máxima de Humboldt, Cosmos, sobre la cual trabajó durante largos años y hasta el último momento de su larga vida. Dado el principio del prusiano sobre la interrelación de todo lo existente, la unidad en la diversidad, el autor señala al comienzo de su texto que lo fundamental de Cosmos es unir fenómenos de la naturaleza y tratar de establecer leyes o por lo menos relaciones importantes. El escrito incluye la descripción del importante viaje del autor con el fin de pronunciar conferencias sobre el viaje de Humboldt a la Nueva Granada en los planetarios de Hamburgo, Berlín y Mannheim y en el Museo Naval de Bremen; la formación clásica y científica del prusiano que lo llevó a convertirse más en un generalista profundo que un especialista en algo parcial; citas muy pertinentes del personaje que explican lo que ha motivado su vida y su intención al elaborar su obra Cosmos; una descripción de la aparición de los diferentes tomos de aquella obra; y la lenta aproximación y aprehensión del autor a lo largo de su vida al gran trabajo de Humboldt, cuyo quinto tomo tuvo un carácter póstumo.


 Se sabe que Humboldt se interesó mucho por el galvanismo, y cómo las pequeñas corrientes eléctricas que viajan por los nervios de seres humanos y animales son responsables del movimiento muscular. Hizo experimentos sobre su propio cuerpo, los cuales le causaron daño. Entonces, Reynolds Pombo, distinguido investigador de tiempo atrás de esa clase de estímulos, en especial con respecto al corazón, se interesó por el tema y escribe un texto atrayente.
 Finalmente, Beatriz González, la distinguida artista colombiana, se enfrenta a un tema que sigue siendo objeto de estudio en la actualidad. Es la relación entre arte y ciencia que plantean los paisajes tropicales de Humboldt, resultado de ser este al mismo tiempo hijo de la Ilustración y del Romanticismo alemán. La autora pone de presente la gran influencia ejercida por el prusiano sobre los pintores viajeros del siglo XIX, al punto de que puede hablarse de una escuela al respecto. El artículo termina con la importancia del legado sobre los pintores colombianos del mismo siglo.
 
Después de terminada la sesión de conferencias a las 6:30 de la tarde, tiene lugar en la Casa de la Música, de la Fundación EPM, tendremos una obra audiovisual inédita: Cantata Humboldtiana. Felix Mendelssohn, a instancias de Humboldt, compuso la Cantata Humboldt para dar la bienvenida a los asistentes a un congreso científico en 1828. La obra que veremos toma elementos musicales y de texto de esta cantata para componer una obra original adaptada al trópico y a las condiciones del siglo XXI, en la cual intervienen narrador, pianista, tenor, video-mapping, cuatro instrumentistas y dos integrantes del grupo Solle El Cuerpo. Se desarrolla un viaje imaginario de Mendelssohn y Humboldt al trópico de nuestro tiempo, en donde se encuentran con Aimé Bonpland, José Celestino Mutis y Francisco José de Caldas. Los maestros Fernando Mora Ángel y Arnaldo García Guinand, compositores y directores artísticos de la obra, explican y detallan en el Anexo No. 1 de este libro el contenido y alcance de esta novedosa contribución obra".