Otros protagonistas

  • FECHA:
    Jueves, Abril 2, 2020
COMPARTIR

La Saliva:

El hogar del Coronavirus, la saliva, es uno de los fluidos corporales vitales, como la sangre. Este lubricante natural, de viscosidad variable, está directamente vinculado con la posibilidad y con el placer de comer, de besar y amar, de hablar y, en definitiva, es un indicador de buena salud. Sus propiedades antimicrobianas garantizan el buen estado de la boca en sus cuerpos blandos, como las encías y la lengua y duros, como los dientes. Sabemos de sus usos casi escandalosos. El MoMa tiene la leyenda de una curadora que la aplicaba en dosis profilácticas a las Señoritas de Avignon. Esta historia de limpiar el polvo de Picassos con saliva nos arroja a esa recámara carnal que es la boca. Miles de glándulas salivares que alfombran su techo, su piso y sus paredes, producen el mayor de los atributos para la vida: humedad. En cantidades de hasta dos litros por día. En la humedad de la boca crecen virus amenazantes pero también una flora provechosa. Como en todo el cuerpo. Los habitantes del micromundo de cualquiera pesarían, si los juntáramos, casi dos kilos. Basta decir que en un beso intercambian unos 80 millones de bacterias. 

Este fluido transparente, agradable o desagradable, según el caso, lo controla el Sistema Nervioso Autónomo, el mismo que controla la presión arterial, la digestión, la respiración... Factores psíquicos, químicos y físicos lo alteran. La saliva es 98% agua, iones, proteínas como mucina, proteínas plasmáticas, leucocitos y detritos celulares. Tiene un efecto de arrastre útil para limpiar la boca, humecta los alimentos para poder tragarlos y ayuda a empezar el enzimático proceso de la digestión. .

La saliva es un buen fluido pero la hipersalivación, o la ausencia de ella, son indicadores de enfermedad. Generalmente de trastornos neuronales, digestivos o de efectos secundarios de medicamentos psiquiátricos, relajantes u otros. Como biomarcador, se ha incrementado su análisis para detección de enfermedades. Saliva de dilución, delgada, albuminosa, con o sin moco; saliva de deslizamiento, viscosa, pegajosa…en lecho de tu boca no solo duermen las palabras.

El jabón:

El jabón ha cambiado la higiene, y por lo tanto ha cambiado la historia de la humanidad. El jabón es una molécula larga, una estructura de átomos que penetra la capa grasa que recubre el virus y lo destruye. De ahí su poder para prevenir el #COVID_19 y las enfermedades infecciosas. En redes de Explora encontrarás las historias del lavado de manos que ha salvado vidas, con pioneros como el médico Semmelweiss.

El jabón es el resultado de una reacción química entre un lípido -aceites, grasas- y una base con propiedades alcalinas (un álcali) que puede ser hidróxido de sodio o de potasio. Crece el uso grasas vegetales y no animales, en un camino ético promisorio y convocante. Que fue el original. La mezcla de aceite de acacia y de un álcali hecho con cenizas de madera, se usaba hacia 2500 a.C. en Sumeria. A diferencia del jabón , no todos los detergentes -variante sintética- son biodegradables y es preciso regular su producción. 

¿Qué pasa molecularmente con el jabón,esta sustancia cuyo destino es “mezclarse con toda la sordidez del planeta”, como escribió el poeta mexicano José Emilio Pacheco? Si pudiéramos ver a nivel microscópico, descubriríamos conjuntos de moléculas llamadas Micelas, que atrapan en su interior moléculas grasas de superficies como tus manos. Una molécula de jabón tiene una “cabeza” que atrae agua y una “cola” que atrae las grasas o aceites. ¿Qué es la espuma? Las burbujas “uvas huecas” que han inspirado a escritores como F. Ponge, que vemos al frotar las manos o al salir el agua por una tubería, se forman por presiones extremas (cavitación), efecto hidrodinámico por el que se forman cavidades de gas en el interior de un líquido. Lavarse pone en acción universos químicos y físicos fascinantes.

Los mocos:

Como si estuvieran en cuarentena, los mocos también se asoman por las ventanas de esa casa del aire que llamamos nariz. Y lo harán siempre, porque estos habitantes permanentes, de los que fabricamos casi un litro al día, nos están cuidando. Este ejército pegajoso atrapa el polvo, los microbios y otros componentes del aire casi siempre contaminado que respiramos. Cada minuto entramos a los pulmones 10 litros de aire que, de no estar filtrado por los mocos, pasaría muy sucio a los pulmones y permaneceríamos enfermos.

Tu nariz tiene una alfombra. Un tapete de finísimos pelitos llamados cilios que expulsan tus mocos a 1.5 centímetros por hora. Esta sedosa tecnología corporal desplaza los mocos y todo lo que atraparon -incluidas bacterias y virus- hacia la punta de tu nariz o la parte posterior de la garganta. Cuando los sientas secos, nos los desprecies. Sácalos como si fueran diminutas joyas y, si estás de buen ánimo, mírales el color. Tal vez revelen lo que te llevaba el aire. Y tus quejas sean no exactamente para los mocos.

Estos protectores de los pulmones son blancos e indicadores de buena salud. Los líquidos y transparentes son propios de riníticos atormentados. Y los espesos, amarillos y verdes, algunas veces con sangre, son señal de que el cuerpo intenta defenderse de una infección. El sistema hace su trabajo.

Los mocos protegen también humedeciendo, están en las vías respiratorias y en órganos del tubo digestivo y de los genitales. Un homenaje merecido a los mocos, a los senos paranasales y a todo aquel sistema respiratorio que empieza la nariz, sin la cual no tendríamos salud, el rostro deambularía anónimo y sin carácter, y no disfrutaríamos del olor y menos del sabor. Es enorme la responsabilidad de la nariz con el GUSTO, en el sentido más vibrante del término. Así que ¡suénate con amor!

Para más información sobre el sistema respiratorio en tiempos del COVID_19, disfruta esta charla Explora con el neumólogo Héctor Ortega: .
👉Video: haciendo clic aquí 
👉Podcast: parqueexplora.org/podcast [En apps de podcast y Spotify búscanos como Ciencia en Bicicleta ]

La mano:


 

Las manos, su contacto, sus gestos, su capacidad transformadora, su conexión con el cerebro… son las responsables de nuestra historia sobre la tierra. Ese sistema de relojería de 27 huesos, músculos, tendones, poleas, ligamentos, flexores, extensores, nervios… tiene hoy gran protagonismo en épocas de contención sentimental y de contagio. “Cuando tus manos salen, amor, hacia las mías, qué me traen volando”. Habría que responderle a Neruda que, entre cariños, traen bichos.

Las manos son la vía más frecuente de transmisión del #COVID_19 y de numerosas enfermedades. Hay reinos bacterianos y virales en cada pliegue o en el vacío hospitalario de una uña. Mantenerlas limpias con agua y con jabón ha sido uno de los grandes avances del siglo XIX, pues ha cambiado el curso de la salud y de la enfermedad. Recomendamos las historias de Pasteur, Koch, Lister o Semmelweiss y otros artífices de la antisepsia.

El contacto entre las manos y el cuerpo también ha sido considerado terapéutico. Se les atribuye transferencia energética que abre o cierra puertas al bienestar. El lenguaje de las manos -mudras- es sagrado en el budismo y el hinduismo. Y en el cristianismo,la diestra y la siniestra, han tenido su reputación.

Fascina la vida neurovascular y mecánica de las manos, la colección de huesos semilunares, piramidales y ganchosos, las palancas y falanges artesanas, las del panadero anónimo o las de Lizt o de Chopin, las que tienen la huella de una vida costurera y cirujana, las de tus amados animales, las tuyas que escriben, te sacan del confinamiento y colaboran a tu idea…“Cómo sufre la cabeza cuando se desconecta de la mano”, ha escrito Richard Sennet.

La mano es la herramienta del alma según los poetas que son capaces de leer en ella, también, huellas. Incluso, “el vacío en el que estuvo otra mano… Estas manos tienen dibujadas las líneas de una vida que se perdió, porque no supo, no comprendió, no quiso”. Lee este poema de María Mercedes Carranza (1945-2003), poeta colombiana, aquí

Contenidos relacionados
Salud
Si el sedentarismo afecta la salud cardiovascular ¿cómo la protegemos en épocas de cuarentena? ¿Qué compone el sistema...
Salud
El museo de ciencias Parque Explora te conecta con médicos para resolverla.    ¿Cómo cuido mi salud...
Salud
Explora te conecta con expertos que ayuden a reducir la incertidumbre y a compartir información idónea y...
Salud
¿Tienes dudas sobre el Coronavirus? ¿Qué dicen las autoridades sanitarias de Medellín? ¿Cómo manejar el riesgo? El...
Contenido Popular
Astronomía en el Parque
[View the story "Ciencia en 2015: 10 noticias importantes" on Storify]
Exploratorio
La dinámica de esta presentación consiste en ocultar varios parlantes en el espacio público para crear un entorno...
Arte
Foto tomada con Balloon mapping en “A la Plaza” en Plaza Botero Desde el 29 de octubre al 10 de noviembre “Public...
Fiesta del libro y la cultura
“¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé...