Rebelde solar

COMPARTIR

El mal llamado tercer mundo puede ser una potencia en energía solar y redefinir la noción del desarrollo que hoy colapsa.

Conozcamos la historia de Sandra Kwak, emprendedora que se fugó de una compañía de datos en Silicon Valley para fundar la empresa 10 Power, orientada a garantizar energía solar a poblaciones vulnerables y, con ella, a mejorar decididamente las condiciones de vida.  Es increíble que los lugares con mayor pobreza energética, sean también aquellos con mayor potencial por estar en el trópico.

Invitada 
Sandra Kwak 
Fundadora y presidenta de 10 Power

Jueves 11 de octubre de 2018
6:30 pm
Auditorio Principal Parque Explora

Invitan: Cumbre de Emprendimiento Climático y LowCarbonCity. 

 
 

Sobre la invitada: 
Sandra Kwak trabajaba para una gran compañía de datos en Silicon Valley, que usaba tecnología de comunicaciones digitales para equilibrar el suministro y la demanda de energía no renovable. La compañía tenía impacto, pero Kwak quería hacer más. 

Kwak imaginó un mundo en el que todos, sin importar de dónde eran o cuál fuera su raza, género o situación socioeconómica, podrían acceder a la energía renovable.

En 2015, decidió investigar cuales eran los lugares con la electricidad más cara y con menos acceso a ella. Haití era la respuesta, es el país más pobre económicamente del Hemisferio Occidental. "Tres cuartas partes de la población no tienen acceso a la red eléctrica, incluso entre aquellos que sí tienen acceso, todavía experimentan apagones frecuentes que pueden durar días y, a veces, semanas".

Kwak hizo excursiones a Haití para aprender directamente de la población que era lo que se necesitaba. Cuando Kwak dialógó con los haitianos, descubrió que lo que más deseaban eran oportunidades económicas, educación para sus hijos y atención médica. Su investigación concluyó que el uso y el acceso a la electricidad están estrechamente relacionados con el desarrollo económico.

Su audaz visión tiene como objetivo proporcionar energía renovable a los 1.300 millones de personas en el planeta que hoy carecen de electricidad al colaborar con socios locales y proporcionar energía renovable, desarrollo de proyectos y finanzas. Esto le valió una beca Echoing Green, que le proporcionó financiación inicial y desarrollo de liderazgo para lanzar su empresa 10pwr.

"Todo el mundo sabe que la energía solar es la solución", dice Sandra, y "curiosamente, los lugares con la mayor pobreza energética son los más cercanos al ecuador". Pero las ONG, las empresas y las personas no pueden afrontar los costos iniciales para implementar estos sistemas solares en estos lugares.

Cuando las personas no pueden pagar un automóvil o una vivienda por adelantado, obtienen un préstamo o una hipoteca. Kwak tenía en mente un modelo inspirado de esto y que vio utilizado con éxito durante su posgrado por colectivos de granjas orgánicas en Nicaragua. Los agricultores compraban sistemas de riego alimentados con energía solar a través de préstamos de microfinanzas. Devolvían los préstamos a un fondo común que las personas también podían aprovechar para obtener energía solar en sus casas. ¿Por qué no podría funcionar esto en Haití?

En 2016, lanzó oficialmente 10Power para llevar energía solar y el desarrollo económico que conlleva a Haití. "Básicamente, es mi expresión del cambio que quiero ver en el mundo", dijo. Además de financiamiento, 10Power proporciona experiencia en desarrollo de proyectos, proporcionando acceso a energía limpia en los lugares que más lo necesitan.

La energía solar fotovoltaica proporciona agua limpia y energía a algunas de las comunidades más pobres del mundo, y crea centros de distribución para el desarrollo sostenible.

Con un enfoque en la igualdad de género, 10Power se está asociando con instituciones educativas locales para proporcionar capacitación técnica para el mantenimiento de las instalaciones solares y la creación de empresas locales.