Luvia de estrellas sin Luna

COMPARTIR

Lluvia de Perseidas

Uno de los espectáculos astronómicos más bonitos del año: La lluvia de estrellas de Las Perseidas, regresa este mes, y en particular esta semana, con condiciones privilegiadas: sin luz de Luna que interfiera en el momento de su actividad máxima.

Cada tres años las fases de la Luna se repiten alrededor de las mismas fechas del calendario restando tres días, es decir que cada tres años, más o menos, la Luna estará en su fase de Luna nueva la noche del pico máximo de Las Perseidas. Esta buena noticia llega en 2015, pues la Luna nueva tendrá lugar el viernes 14 de agosto, lo que nos ofrece un cielo oscuro durante la noche del miércoles 12 y la madrugada del jueves 13.

Esta lluvia de meteoros, popularmente conocidas como las lágrimas de San Lorenzo, es muy confiable, si el clima lo permite se verán meteoros dada su alta tasa horaria cenital (THZ), de entre 80 y 100 meteoros por hora.

La lluvia estará activa cerca de un mes, con trazos que pueden aparecer entre el 23 de julio y el 23 de agosto de 2015. Debido a que en esta época también hay actividad de otras lluvias de estrellas, la probabilidad de observación aumenta. El radiante de Las Perseidas, que es el lugar de donde parecen proceder los meteoros, se encuentra durante su pico máximo cerca de la estrella Eta (η) Persei de magnitud +3.8.

En el 2015 la actividad de esta lluvia de estrellas será de 5 a 10 meteoros por hora durante la mayoría del tiempo de su duración. Cerca al viernes 7 y sábado 8 de agosto comenzó a aumentar, y se anticipa que llegará a su máxima actividad en la madrugada del 13 de agosto entre la 1:30 y las 4:00 a.m. Las tasas de meteoros suelen ser más altas después de la medianoche, cuando la Tierra se encuentra de frente con los meteoroides, lo que hace que los trazos sean más brillantes.

Después del pico máximo se descenderá a un promedio de 5 a 10 meteoros por hora alrededor del martes 18 de agosto. Aún con estas tasas tan bajas, siempre se tiene la oportunidad de ver un bólido muy brillante, por lo que vale la pena mirar al cielo durante todo el mes.

Imagen: Posición del radiante de Las Perseidas el día 13 de agosto a las 03:00 (SkySafari 4 Pro)

Para observar las lluvias de estrellas se recomienda buscar un lugar oscuro, lejos de las luces contaminantes de la ciudad. Permita que sus ojos se acostumbren a la oscuridad durante unos 20 minutos y luego empiece su observación, el radiante para nuestras latitudes no está a una altura suficiente sobre el horizonte sino hasta las 00:30, pero no es recomendable mirar justo hacia ese punto, sino en un sector del cielo alejado unos 45º a 60º

Puede iniciar mirando hacia el asterismo conocido como el Triángulo de Verano que se forma con las estrellas Deneb, Altair y Vega e ir dirigiendo su mirada hacia el oriente con el paso de las horas.

¿Cómo fotografiar esta lluvia de meteoros?

En la actualidad fotografiar una lluvia de estrellas no es difícil, pero es indispensable que su equipo fotográfico cumpla ciertos requisitos. Primero necesitará una cámara que pueda exponerse a la luz por más de 30 segundos (tiempo de exposición), un lente con una distancia focal de 14 mm a 28 mm, e idealmente un trípode para estabilizar la cámara. Se recomienda usar una sensibilidad ISO mayor a 1600 y abrir el lente completamente (los f-números más bajos).

Luego de tener estas características configuradas proceda a enfocar su cámara de la forma más precisa posible haciendo tomas previas a estrellas brillantes o a planetas (en este artículo encontrará cómo descargar el programa Stellarium para simular el cielo), finalmente escoja el modo de disparo continuo y use un cable disparador el cual ayudará a bloquear el espejo.

Apunte la cámara a una zona entre 45 a 60° del radiante y trate de alinear el eje mayor de las fotografías hacia el radiante, lo que es muy útil para identificar los verdaderos meteoros pertenecientes a Las Perseidas.

Dato adicional

Recordemos que los meteoroides que ocasionan esta lluvia de estrellas son escombros dejados por el cometa 109P/Swift- Tuttle, el cual tarda 130 años en recorrer una órbita alrededor del Sol y cuyo último paso por el Sistema Solar interior fue en 1992.

El señor Jérémie Vaubaillon, experto en modelos de lluvias de estrellas, predice que durante este año, la Tierra podría pasar a través de un cúmulo de restos dejados por el cometa en su retorno del año 1862, encuentro que tendría lugar alrededor de las 13:39 del día 12 de agosto con una duración de unas pocas horas. ¿Se verá un pico de actividad no programado en este instante?, de ser así, estarían favorecidos los observadores en regiones de Asia, de quienes esperamos los mejores reportes.

Fuentes

  • Revista Sky & Telescope
  • Revista Astronomy
  • Revista Sky at Night

LISTA DE REPRODUCCIÓN
Video: 
Contenido Popular
Ciencias Sociales y Humanas
El pasado jueves 22 de octubre en el Parque de los Deseos los invitados expusieron las dificultades que enfrentan...
Según narra el portal inglés BBC noticias, Stephen Hawking ha descrito la búsqueda de vida extraterrestre como "la...
Programación Explora
 
Teatro ciencia
La décimo octava edición de este encuentro se realizará el 1, 2 y 3 de octubre en Culiacán, Sinaloa, México. Es un...