Mamás: amor por la diferencia

COMPARTIR

Mamás en la naturaleza

El cuidado maternal es el principal medio para que las crías de todos los animales sobrevivan y aprendan a enfrentar el mundo, desde el punto de vista de la genética, la maternidad es un manera de preservar un linaje. Por esto, es natural pensar que una madre se encargue de sus propios hijos, pero ¿por qué existe la adopción entre los individuos de una misma especie o entre especies diferentes?


Desde la década de los 70, Marianne Riedman y su colega Burney Le Boeuf han estudiado la adopción entre los elefantes marinos en la isla Ano Nuevo (California, Estados Unidos). Allí, entre el 25 % y el 66 % de las elefantes mamás son separadas de sus crías por las condiciones climáticas.

La adopción de crías huérfanas por parte de madres que han perdido a sus hijos es una práctica común en esta población. ¿Por qué? Algunos expertos proponen que la lactancia activa puede promover la ovulación en periodos posteriores. Así, al cuidar de los huérfanos, las elefantes aumentan la probabilidad de tener hijos propios en un futuro.


Elefante marino con su cría. Foto: Wikimedia Commons

Otros investigadores afirman que la adopción ocurre porque las madres ya han pasado por cambios fisiológicos y comportamentales que las predisponen al cuidado de crías. No obstante, existen casos de elefantes que nunca han gestado y que adoptan; al respecto, se ha dicho que la inversión energética en los cuidados maternales puede ser recompensada en la experiencia ganada.

Este es solo un ejemplo de adopción entre miembros de una misma especie. Sin embargo, existen numerosos ejemplos de madres que acogen las crías de otras especies, tanto en ambientes silvestres (entre especies de macacos o entre especies de titís), como en cautiverio (gatas con ardillas y conejos, pavos reales con gansos, perros con gatos, búhos y simios...).

Muchos biólogos cuestionan estas adopciones, porque, a primera vista, no tiene sentido que una hembra "desperdicie" energía valiosa en crías ajenas. En las aves, una respuesta podría ser que en el curso de la evolución no se han desarrollado habilidades para discriminar las crías propias de otras, como sucede con algunas gaviotas o cigüeñas. A esto se ha contrargumentado que, si el costo por rechazar a una de sus propias crías es mayor al de aceptar un polluelo extraño, es mucho más conveniente gastar energía extra en otros individuos que correr el riesgo de desamparar a un hijo genuino.

La comunidad científica no cuenta con evidencias definitivas ni un consenso para explicar estos fenómenos. Parecería que el impulso materno de cuidar de los huérfanos es universal entre las especies que se caracterizan por proteger a su descendencia.

 

LISTA DE REPRODUCCIÓN
Video: 
Video de adopción entre especies (gato y ardilla).
Video de adopción entre especies (gato y conejo).
Contenidos relacionados
Biodiversidad y Biología
Por Carolina Sanín, jefe de biodiversidad del Parque Explora El martes 3 de octubre, naturalistas y apasionados...
Biodiversidad y Biología
Un naturalista urbano quiere tener a la biodiversidad muy cerquita, así que busca cualquier rincón para tener plantas....
Biodiversidad y Biología
Desde el 15 de agosto de 2017, una nueva habitante hace parte del Vivario Explora. Se conoce comúnmente como...
Biodiversidad y Biología
Qué bien trazó el hábil jardinero con flores y hierbas este nuevo reloj donde el suavísimo sol en lo alto corre a...
Contenido Popular
Ciencias Sociales y Humanas
El Parque de los Deseos es un lugar de encuentro para las personas LGBTI reconocido en la ciudad y líderes de la...
En Bursa, Turquía, una ciudad con aproximadamente la misma contaminación lumínica de Medellín, también se puede ver...
Ciencias Sociales y Humanas
El pasado jueves 22 de octubre en el Parque de los Deseos los invitados expusieron las dificultades que enfrentan...
Según narra el portal inglés BBC noticias, Stephen Hawking ha descrito la búsqueda de vida extraterrestre como "la...